Momentos mágicos en la historia de Le Mans

Momentos mágicos en la historia de Le Mans

Tras haber obtenido la Decimoctava victoria en Le Mans, la carrera de resistencia más dura y prestigiosa de la historia, desde el cuartel general de Stuttgart han querido mostrar con orgullo los mejores momentos de su trayectoria, recordando algunos de los puntos clave en las 24 Horas de Le Mans.


Su récord de 18 victorias absolutas permanece aún imbatido. Y ahora, la firma quiere seguir haciendo historia con el Porsche 919 Hybrid. Pero ganar en el Circuito de La Sarthe nunca es fácil, y por eso, cada triunfo logrado es un paso más para construir esta leyenda. Y si no, que se lo pregunten a sus protagonistas…

1.- Jacky Ickx

71888_jacky_ickx_former_race_car_driver_2014_porsche_ag
(Nacido el 1 de enero de 1945, en Bruselas, Bélgica. Cuatro victorias absolutas con Porsche de las seis que tiene en total).
Después de tres horas, pensábamos que íbamos a perder la carrera. Mi Porsche 936 estaba fuera y me uní a Jürgen Barth y Hurley Haywood, pero ellos estaban teniendo problemas también. Estábamos en el puesto 42, y no podía imaginar lo que sucedería después. Conduje toda la noche a tope, siempre al límite, con lluvia y con niebla, cada vez más y más rápido. Pasé de la posición 42, a la 35, a la 28, a la 20, la novena, la sexta, la quinta…

Todo el mundo sentía que podíamos lograr lo inimaginable. Jürgen and Hurley fueron más rápido que nunca, y los mecánicos hicieron un trabajo increíble. No sentí cansancio en ningún momento… y mantuvimos el liderato. El domingo, al final, Jürgen cruzó la línea de meta con su Porsche 936 con solo cinco cilindros, pero yo no podía creer que fuera capaz de hacerlo. Hay muchas historias grandiosas en torno a las carreras, pero aquella de 1977 destacó. Son cosas que solo suceden una vez en la vez. Carreras como esas son las que han hecho de Porsche una leyenda”.

2.- Hans Herrmann

76199_hans_herrmann_former_race_car_driver_2014_porsche_ag

(Stuttgart, 23 de febrero de 1928 -Alemania-. Ganador absoluto con Porsche en 1970).

“Perdí a Jacky Ickx en 1969 después de que nos pasáramos la última hora y media adelantándonos entre nosotros varias veces por vuelta. En 1970, Ferdinand Piëch aseguraba que teníamos una buena oportunidad para ganar con un motor más potente, y hacerlo solo un año después de aquello era, desde luego, algo muy especial. Fue también la primera victoria absoluta de Porsche, y mi última carrera, ya que anuncié mi retirada justo después de aquello, tal y como le había prometido a mi mujer. Ella me lo había estado pidiendo desde hacía uno o dos años, porque ya habíamos perdido a muchos de nuestros amigos. Yo sabía que en realidad no había razón para ello… Pero todos aquellos factores confluyeron en 1970. No recuerdo si llegué a llorar o no, pero ciertamente pudo haber sucedido. Soy una persona muy sensible”.

3.- Richard Attwood

64282_richard_attwood_former_race_car_driver_2014_porsche_ag

 

(4 de abril de 1940, Wolverhampton -Reino Unido- ganador absoluto con Porsche en 1970).
Ganamos en circunstancias extrañas. En febrero, Helmuth Bott, que entonces era miembro del departamento de Desarrollo, me preguntó qué coche quería para las 24 Horas de Le Mans. Le dije tres cosas: primero, que quería el motor de 4,5 litros de 12 cilindros en vez del de 5 litros, puesto que yo sabía que era menos fiable. Después, que quería el ‘Kurzheck’ version con la ‘cola corta’ del Porsche 917, ya que el 917 ‘largo’ era demasiado nervioso. En tercer lugar, pedí que Hans Herrmann fuera mi compañero, pues él sabía cómo uno debe mimar el coche en una carrera tan larga. Y lo tuve todo. Salíamos en la posición 15 y yo pensaba que había cometido el mayor error de mi vida, ya que no tendríamos ninguna oportunidad contra los motores de cinco litros al que había renunciado. No íbamos a poder ser competitivos… salvo que los coches de delante empezaran a tener problemas mecánicos. Y eso fue exactamente lo que sucedió”.

4.- Peter Falk

82026_peter_falk_former_race_car_driver_2015_porsche_ag

 

(27 de noviembre de 1932, Atenas -Grecia-. Director de Carrera de Porsche con siete victorias absolutas).

En 1987, queríamos tener tres coches en Le Mans, como siempre, y habíamos construido un cuarto Porsche 962 de reserva. Hubo unos días previos en Weissach para que los pilotos hicieran pruebas antes de ir a Francia. En ese intervalo, Hans-Joachim Stuck destrozó uno de esos coches, y no pudimos repararlo, así que solo nos quedaban tres. En una de las sesiones de entrenamientos libres, Price Cobb sufrió un serio accidente, así que solo nos quedaban dos. Comenzamos la carrera y cuando no se había cumplido ni una hora, Jochen Mass entró en boxes con el motor roto por un pistón, así que nos enfrentábamos a casi toda la carrera con un solo vehículo, el Porsche 962 de Stuck, Derek Bell y Al Holbert. Para mí, como director de Equipo, la situación no podía ser má desafortunada y estresante. Pero, ¿qué podía pasarnos? Que ganáramos. Y así fue”.

 

5.- Norbert Singer

70901_norbert_singer_former_race_car_driver_2014_porsche_ag

 

(16 de noviembre de 1939, Eger, Sudetenland -actual República Checa-, jefe de Proyecto en nueve victorias absolutas de Porsche).

Subir al podio supone un momento fantástico. El Porsche 956 era un coche completamente nuevo, por lo que no podíamos decir ‘¡Vamos a por la victoria!’ cada vez que nos subíamos en él.  Correr durante 24 horas no es un objetivo fácil, tienes que ver cómo van las cosas. Aquella carrera fue perfecta y realmente sorprendente. Nos habíamos tomado muy en serio nuestro trabajo, sobre todo después de que hubiéramos cometido un gran error unos años antes.

En 1979, Ernst Fuhrmann ya estaba con Porsche y dijo a nuestros ingenieros, ‘¿Corremos Le Mans este año? ¿Qué decís? Prácticamente no hay competencia’. Básicamente, solo teníamos que aparecer y volver con la victoria bajo el brazo. ¿Y qué sucedió? Pues que no cruzamos la línea de meta con ningún coche, así que fue aún peor lo de perder “sin competencia”.

Tras aquella experiencia, verdaderamente disfruté luego la victoria de 1982. Los Porsche 956 fueron directamente al museo”.

 

6.- Gijs van Lennep

76669_gijs_van_lennep_former_race_car_driver_2014_porsche_ag

(16 de marzo de 1942, Bloemendaal -Holanda-. Ganador absoluto con Posche en 1971 y 1976).

Mi primera victoria en la categoría absoluta fue inolvidable. Helmut Marko y yo conducíamos un Porsche 917 Kurzheck, pero no nos daríamos cuenta hasta más tarde de que disponíamos chasis tubular de magnesio superligero.

De hecho, en Porsche no nos querían poner nerviosos. Le Mans es algo especial y agotador, y ganar allí no tiene comparación posible con nada. Pero además de la victoria, hay otra imagen de 1971 que sigue presente en mi memoria y que me continúa acompañando: era de noche y estaba conduciendo por la recta de Mulsanne a más de 350 km/h y entonces vi fuego en la pista. Uno de los coches de las categorías inferiores había empezado a arder y -por suerte para mí-, se había comenzado a para y yo, por suerte, tampoco estaba luchando con nadie ni doblando a otro en ese momento. Vi las banderas amarillas y sortear el problema con la velocidad de un peatón”.

7.- Manfred Jantke

82114_manfred_jantke_former_race_car_driver_2014_porsche_ag

 

(2 de octubre de 1938, Oppeln, Alemania, jefe de Porsche Sports entre 1972 y 1991).

La zona de La Sarthe se caracteriza por su pausado ritmo de vida… hasta que una vez al año la visitan los coches más rápidos del mundo. Y traen consigo todo lo que suponen las carreras, pasión, emoción, ruido, peligro… y los pilotos también experimentan esos contrastes. Como director de la Carrera en Porsche, solía despertar a los pilotos cuando les tocaba conducir. Fueron momentos importantes, y notaba grandes diferencias. Por ejemplo, físicamente, sin duda el más fuerte era Jochen Mass, porque nunca estaba cansacdo ni falto de sueño. Jacky Ickx se presentaba inmediatamente, en cuanto lo despertabas. Pero a algunos tenías que zarandearlos un poco porque dormían profundamente debido al cansancio extremo (podrían quedarse dormidos incluso detrás de las ruedas, aunque por aquella época los coches eran increíblemente ruidosos)”.

 

8.- Jürgen Barth

98206_juergen_barth_former_race_car_driver_2014_porsche_ag

(10 de diciembre de 1947, Thum -Alemania-. Ganador absoluto con Porsche en 1977).

Una de mis tareas era velar por los equipos, como responsable de cuestiones organizativas como el ‘motorhome’, la comida, las acreditaciones… Al mismo tiempo, era piloto reserva, y siempre soñaba con una oportunidad para conducir, como en 1982: Hurley Haywood, que estaba compartiendo el Porsche 956 con Al Holbert, tenía que pilotar con problemas de estómado (que era su Talón de Aquiles).

Fui informado en torno a las 11 de la mañana y me enfundé la ropa de carreras. De hecho, mis compañeros decían en broma que había puesto algo en la comida de Hurley para poder conducir. Por supuesto, aquello era una chorrada. Pero ya en el interior, mi entusiasmo disminuyó en cuanto tuve constancia de que las caderas de Hurley y Al both eran más estrechas que las mías, por lo que yo no cabía en ese asiento, así que estuve constantemente moviéndome de un lado a otro. Llegamos terceros. En la salida, no tenía ni idea de que iba a tomar parte en la prueba y, el domingo, yo estaba en el podio”.

9.- Rudi Lins

79425_rudi_lins_former_race_car_driver_2014_porsche_ag

 

(28 de junio de 1944, Bludenz -Austria-, corrió para Porsche de 1964 a 1971):

Participé tres veces en Le Mans, pero 1970 es el año que más está grabado en mi memoria. Junto con Helmut Marko, ganamos en la categoría de Prototipos y fuimos terceros en la clasificación general con el Porsche 908. Esa noche cayó el diluvio. Lluvia, lluvia y más lluvia durante horas. 

Nadie que no haya conducido en esas circunstancias se puede hacer una idea de lo que ello significa en para un piloto de Le Mans. Si quieres adelantar a alguien, tienes que someterte primero a un chorro de agua pulverizada como si fuera de un ‘spray’, no ves, no sabes qué hay detrás. ¿Un coche? ¿Dos? Hans Herrmann y yo coincidimos en pista durante la noche. Era algo bueno, porque así conocíamos mejor lo que nos rodeaba. Para Helmut Marko y yo, se daba además la circunstancia de que llevábamos el coche que iba abriendo la pista. Al final de cada relevo, estábamos chorreando, bien por el sudor, bien por la propia lluvia. Yo solo tenía 25 años, era un ‘chavalín’, como quien dice”.

10.- Hans-Joachim Stuck

65991_hans_joachim_stuck_former_race_car_driver_2014_porsche_ag

(1 de enero de 1951, en Garmisch-Partenkirchen -Alemania-, ganador con Porsche en 1986 y 1987).

Mi momento Le Mans duró tres minutos y 14,8 segundos. Fue el tiempo que hice para la pole position con el Porsche 962 C, una vuelta perfecta. Y debido a que la recta de Mulsanne se cortaría luego con la chicane, sería un récord para la posteridad. El 962 es el mejor coche que he conducido jamás, con un fuerza brutal y un efecto suelo increíble. Las fuerzas centrífugas eran enormes y no había dirección asistida, así que necesitabas la fuerza de un uso y mucha valentía. Y solo tenía una oportunidad por los neumáticos.

Salida, curva Dunlop, izquierda y derecha por las eses… En la zona de la Tertre Rouge, aceleré hasta los límites de la tracción, salir bien de la curva anterior determina tu velocidad en la recta de Mulsanne. Cincuenta segundos, 360 km/h para la curva de Mulsanne y soltar gas en cuanto puedas. Curvas Indianapolis, Arnage, Porsche, Maison Blanche, chicane Ford y lo tienes. En esos tres minutos, mi concentración estaba tan ‘afilada’ como un cuchillo. Solo estábamos Porsche y yo en Le Mans”.

 



Sin comentarios

Escribe un comentario
Sin comentarios aún Puedes ser el primero en comentar este post!

Deja un comentario

<